17 mayo, 2012

Tomando el aperitivo en Hispack

Bta. no baila sola.

Bta. se celebra, por segunda vez, junto a Hispack, el salón internacional del embalaje.

Embalaje, de todas maneras, es una palabra que ya no se usa demasiado: todo el mundo dice, con mejor o peor acento, packaging.

Hispack, pues, es una feria de packaging en la que se puede ver desde maquinaria para el desarrollo de envases hasta diseño de publicidad en los lugares de venta pasando por sectores afines como la logística o el almacenaje.

El sector del envase y embalaje es interdisciplinar, toca con sus manitas muchas otras industrias y una de ellas, puede que la principal, es la industria alimentaria en la que el packaging es un elemento esencial para el alargamiento de la vida útil de los productos o la visibilidad en el lineal, entre otros muchos. Por ello esta unión con Bta. y esta feria bicéfala en la que estamos.

Esta mañana se presentó el Barómetro Hispack Packaging Trends en el que se ofrecieron los datos del sector y las tendencias de consumo que deberán valorar los fabricantes para adaptar su oferta a los clientes (la vuelta a lo local, la nostalgia como factor clave en la decisión de compra, el gusto por los materiales reciclados…). Pronto os hablaremos en detalle de este estudio recién sacado dle horno.

Hoy, sin embargo, vamos a hablaros de unos agentes de este sector que siempre nos han llamado mucho la atención: los diseñadores.

Sí, el packaging está íntimamente ligado al diseño y la publicidad y, por ello, los creativos son protagonistas destacados de Hispack. Son gente muy curiosa, con esa mirada perdida, esas gafas de pasta, esas camisas negras, esos anglicismos tipo briefing, naming, claim, display y cosas por el estilo. Los diseñadores ofrecieron en esta edición de Hispack unos “aperitivos de branding“.

Y allí fui, claro, porque ya sabéis que a los periodistas nos encanta ir a los lugares donde hay algo de comer.

– ¿Aperitivo de qué? – pregunté a la entrada.
– De branding – me respondieron.
– ¿Es dulce o salado?
– Entra y lo verás.

Resultó que eran una serie de charlas sobre el diseño de envases, casos prácticos de gran interés, como la ponencia de Jonathan Sands, de Elmwood, quien habló de la relación con los clientes, de cómo era necesario transformar la amenaza de la crisis en oportunidad  y de crear envases que cuenten una historia de la marca, que generen apelen a las emociones de los clientes.

 

Uno, que es de natural frío, no puede evitar que le impacten las ponencias –aperitivos, perdón– de estos tipos, quizás por sus palabrejas o quizás por sus camisas negras o quizás por la armonía de esas presentaciones en Keynote –¡nunca mencionéis la palabra Powerpoint delante de un diseñador!– que nos ayudan a comprender, entre otras muchas cosas, el innegable valor del packaging.

 
D. Barreiro – eurocarne

©2003-2017 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal