30 agosto, 2012

La subida del IVA
preocupa al sector cárnico

Habitualmente los meses del verano venían siendo una temporada escasa de noticias y en la que la actualidad se relajaba considerablemente a base de temas más ligeros. Los tiempos cambian y hemos asistido a un periodo estival en el que la prima de riesgo, los anuncios de medidas económicas, la aprobación de estas y su puesta en marcha han ocupado buena parte de las páginas de los periódicos y los minutos de radios y televisiones.

Tras haber renegado de ello cuando estaba en la oposición, una de las medidas que ha adoptado el gobierno de Mariano Rajoy ha sido la subida del Impuesto del Valor Añadido (IVA), ajustándolo a la media europea. El tipo general pasa a ser el 21%; el tipo reducido llega al 10% y el tipo superreducido, que afecta a los productos de primera necesidad, se mantiene en el 4%. El tipo de IVA aplicable a algunos productos y servicios ha cambiado también de categoría.

Desde el sector cárnico y ganadero, diversas organizaciones interprofesionales han mostrado claramente su oposición a una medida que supondrá la subida en un 2% de los productos cárnicos y las carnes frescas, incluídos en el tipo reducido que ha pasado del 8 al 10%. Si bien el consumo de alimentos es de los pocos que se mantiene estable y ha crecido ligeramente, una subida de este tipo podría llegar a ser un freno en la demanda y poner así en dificultades a muchas pequeñas y medianas empresas obligadas a repercutir la subida en sus productos haciéndolas menos competitivas y reduciendo su rentabilidad.

Desde estas organizaciones también se ha vuelto a pedir, tanto al Ministerio de Agricultura como al de Economía, que la carne, alimento básico en la cesta de la compra, tribute dentro de la categoría de IVA superreducido (4%) frente a su situación actual.

Se trata de una solicitud justa, ampliable quizás a otros alimentos, teniendo en cuenta el momento que viven muchas empresas y sobre todo muchos hogares en los que la alimentación es lo más básico.

eurocarne

27 julio, 2012

200 claves del sector cárnico:
#8 Altas presiones hidrostáticas



 

Los tratamientos con altas presiones hidrostáticas dentro de la industria alimentaria se utilizan como una alternativa a los métodos térmicos, con el fin de preservar la calidad de los alimentos elaborados y de los productos frescos envasados. La aplicación de altas presiones hidrostáticas en el procesado de alimentos, sólidos o líquidos, consiste en someter al alimento a presiones que oscilan entre las 4.000 y 9.000 atmósferas. La presión aplicada es uniforme, de manera que no existen zonas en un producto que escapen al tratamiento y por lo tanto la conservación es uniforme y a diferencia del tratamiento térmico, el tiempo de procesado se ve reducido.

El estudio de su aplicación sobre alimentos se inició ya a finales del siglo XIX y comienzos del XX. Sin embargo, no sería hasta inicios de la década de los 90 cuando se pusiera a la venta el primer producto alimentario tratado con esta tecnología, una gama de mermeladas.

Desde entonces su utilización ha crecido como alternativa a los métodos térmicos ya que apenas tiene efecto sobre el sabor, olor y valor nutricional de los alimentos, ya sean procesados o no. Esta tecnología permite además el tratamiento de los productos ya envasados, en un tipo de envase que aguante posibles cambios en volumen, según la compresión que se aplique.

Las líneas de investigación en este campo apuntan a procesos en los que se combina la tecnología de altas presiones con otras técnicas como el envasado con atmósferas controladas, la congelación, las aplicación de bacteriocinas o los films antimicrobianos.

17 julio, 2012

Comunica, que algo queda

Desde la EFSA se ha hecho público un interesante documento en el que se recogen diversas directrices y recomendaciones a seguir ante la necesidad de comunicar los problemas que acarrean las crisis alimentarias. El título ya lo dice todo: Cuando los alimentos están preparando una tormenta. Recetas probadas para la comunicación de riesgos (When food is cooking up a storm. Proven recipes for risk communications) que tenéis en la sección de Documentos de eurocarnedigital.

Durante la última década, especialmente la pasada, hemos vivido algunas crisis alimentarias debido, en cierta forma, a la información que a veces le llegaba al consumidor siendo entresacada del conjunto de declaraciones que portavoces, más o menos autorizados a veces, hacían sobre la situación de las crisis.

La necesidad de muchos medios generalistas por resumir y entresacar lo más destacado lleva a veces a que el lector, oyente o televidente, no tenga ante sí la mejor y más completa información sino que se encuentre en medio de un exceso de impactos informativos que escasamente va a digerir, y más hoy con tantas formas de acceder a la información.

Para evitar situaciones de este tipo, desde la EFSA se ha hecho un auténtico ejercicio de análisis de muchas de las actuaciones puestas en marcha por diversos gobiernos y han elaborado este documento en el que se contienen una serie de principios para mejorar la estrategia de comunicación de riesgos alimentarios y los factores que hacen que tengan más o menos éxito.

También recoge las diversas herramientas y medios (impresos, digitales, redes sociales, etc) a través de los cuales se puede hacer este tipo de comunicación, destacando sus pros y sus contras en cada uno de los casos.

Por último la EFSA recoge cómo han funcionado las estrategias de comunicación puestas en marcha ante algunos de las últimas crisis sanitarias que se han vivido en algunos de los países de la Unión Europea.

Todo esto nos hace recordar a algunos cómo hace ya casi 11 años se ponía en marcha una página web www.eeb.es, alguno lo recordará todavía, para dar información sobre los casos de encefalopatía espongiforme bovina que se estaban produciendo en nuestro país, para facilitar el acceso de la población a la información.

PS: sirva el título de este post para homenajear la excelente sección de Manuel Campo Vidal, Comunica, que algo queda, en el programa de RNE No es un día cualquiera, de Pepa Fernández, quien sabe si finalmente desaparecido.

10 julio, 2012

200 claves del sector cárnico:
#7 Almacenamiento privado

 

En diversas ocasiones, ante situaciones coyunturales de dificultad para el mercado cárnico europeo, se ha recurrido a este instrumento de gestión, si bien no se trata de una medida utilizada con frecuencia. Su aplicación se ha producido ante situaciones de crisis de precios de mercado, retirando producto del mercado lo que lleva al incremento de los precios.

Las reglas de aplicación del régimen de ayudas al almacenamiento privado están contenidas en el Reglamento (CE) nº 826/2008 de la Comisión, por el que se establecen disposiciones comunes para la con- cesión de ayuda para el almacenamiento privado de determinados productos agrícolas, así como en cada uno de los Reglamentos que regulan específicamente cada operación de almacenamiento privado que se abre.

El Reglamento de cada operación establece asimismo los productos objeto de ayuda (canales, medias canales o despieces), la duración del almacenamiento (suele estar comprendida entre tres y seis meses) y, en su caso, la cuantía de la ayuda. Así, la activación de esta herramienta en 2007 (desde octubre de ese año a febrero de 2008), junto con las restituciones a la exportación de la carne de porcino, contribuyó a la recuperación de los precios en 2008. Este mecanismo facilitó la retirada de 100.000 toneladas de carne fresca del mercado comunitario, casi 20.000 toneladas en España.

 

2 julio, 2012

El balón del ibérico, en el tejado del Ministerio

El pasado 14 de junio se celebró una reunión de la Asociación Interprofesional del Cerdo Ibérico (Asici) en la que se alcanzó finalmente una posición común para la defensa de los intereses del sector ante la próxima modificación de la Norma del Ibérico que va a acometer el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Cerdos ibéricos

Este acuerdo, que hemos explicado ampliamente en eurocarnedigital, podría haber supuesto un pequeño armisticio en el perpetuo enfrentamiento que vive el sector ibérico dividido entre aquellos que dan más relevancia al origen racial y los que encuentran en la alimentación recibida por el animal la clave de la calidad final del producto ibérico.

Asici ha acordado seguir con el mismo tipo de denominaciones raciales actuales pero prevé más controles para asegurar la pureza de los reproductores. En cuanto a las categorías de alimentación se apuesta por solo dos: bellota y cebo, incrementando en este último caso el peso de los animales hasta los 120 kilogramos y eliminando las edades mínimas de sacrificio, algo que será suplido por el control del peso de las canales.

Pese al acuerdo, no firmado desde un principio por Anprogapor, las primeras respuestas no han tardado en llegar y Aeceriber ha manifestado que no suscribe la propuesta de Asici al estar en desacuerdo con que se mantengan las designaciones raciales de ibérico puro e ibérico que actualmente están recogidas dentro de la Norma de Calidad.

Tras las consultas con técnicos, investigadores  y asociaciones le toca ahora al Ministerio de Agricultura decidir cómo abordar los cambios que también deberán servir para superar la actual situación que atraviesa el sector. Queda pues lo más difícil, la confección de un texto legal que, sin duda, no gustará a todos y dejará lagunas sin cubrir en una industria que produce el que tradicionalmente se tiene como una de las joyas de la gastronomía española, el jamón ibérico. Pero, ¿qué ibérico de todas las categorías existentes?

eurocarne

14 junio, 2012

Una respuesta clara frente a las acusaciones
al sector cárnico

La semana pasada se celebró en París el Congreso Mundial de la Carne, un encuentro dedicado fundamentalmente a hablar en torno a la evolución de la producción cárnica, las dificultades existentes y los retos de futuro que se plantea el sector. En el próximo número de eurocarne les hablaremos sobre este evento.

Una de las ponencias que más destacaron fueron las de René Laporte y Pascal Mainsant, dos especialistas en el comercio de la carne e ingenieros agrónomos o zootecnistas de formación. Bajo el título Un mundo sin carne, un mundo sin ganadería: ¡absurdo!. Vinieron a hacer una descripción de la obra que han publicado, La viande voit rouge, en la que hacen un análisis de las diversas acusaciones que se publican y enumeran en contra de la producción cárnica.

La viande voit rouge

El objetivo de Laporte y Mainsant con esta obra ha sido la de desmitificar la mala imagen que diversas organizaciones y estamentos están dando de la producción cárnica y para ello aportan datos y estudios científicos que, por ser positivos al consumo de carne, siempre dentro de unas cantidades razonables, no aparecen en la prensa mayoritaria con la misma trascendencia que aquellos otros trabajos que están en contra del consumo de carne, asociándolos a problemas de salud o por las consecuencias medioambientales.

Y es precisamente en uno de los últimos capítulos del libro donde plantean lo absurdo que sería un mundo sin carne y sin producción ganadera por cuanto han aportado ya, por ejemplo, al desarrollo del ser humano.

Sin duda alguna, mirando las previsiones de crecimiento de la población en las próximas décadas, debemos apostar por una producción ganadera y cárnica más eficiente que sea capaz de producir más y mejor con un mayor aprovechamiento de los recursos existentes y de una forma más sostenible, con unos niveles de bienestar animal adecuados. Para ello se debe seguir fomentando la investigación en los procesos productivos para conseguir una mejora continua que garantice el abastecimiento a la población.

Pero no debemos olvidarnos de otro factor: también hay que comunicar correctamente todos los logros obtenidos, como hacen Laporte y Mainsant.

J. Cruz
eurocarne

6 junio, 2012

200 claves del sector cárnico:
#6 Alimentos funcionales

 

Se consideran alimentos funcionales los alimentos que se consumen como parte de una dieta normal y contienen componentes biológicamente activos que ofrecen beneficios para la salud y reducen el riesgo de sufrir enfermedades.

Tras el surgimiento de este concepto en Japón, se fue extendiendo al resto del mundo y el mercado ha visto surgir productos que contienen minerales, vitaminas, ácidos grasos o fibra alimentaria.

La tendencia de buscar en los alimentos básicos propiedades hasta hoy inauditas y ser etiquetados como alimentos funcionales, interesa a la industria alimentaria y a los centros de investigación en nutrición, y es por ello que cada vez hay más estudios acerca de los distintos componentes funcionales.

Su desarrollo se basa principalmente en dos estrategias tecnológicas: la reducción de compuestos perjudiciales para la salud, o la potenciación o adición de compuestos beneficiosos. Algunas de las estrategias más relevantes son la reducción de sal, grasas y alérgenos, o la adición de proteínas, fibra, vitaminas, esteroles, minerales, prebióticos o probióticos. Otra de las más exitosas es la modificación del perfil lipídico de los productos, que combina tanto la reducción de algunas sustancias como la incorporación de otras.

30 mayo, 2012

Brotes verdes
en el sector alimentario

Decíamos en nuestro anterior editorial que las inversiones en infraestructuras, tecnología y equipos dentro del sector alimentario comenzaba a despegar, tras el parón ocasionado por la actual crisis financiera, y la última edición de Hispack & Bta. ha venido a confirmarlo.

entrada_tecnocarnica

Durante los cuatro días de celebración, a este evento han acudido cerca de 44.000 personas, según la organización, que han visto los últimos avances tecnológicos que describimos ampliamente en nuestra sección de Novedades.

Muchos de los expositores se han mostrado satisfechos por su participación debido a que han encontrado interés en las visitas de profesionales e industriales que han recibido, demandando equipos más modernos y avanzados que permitan algún tipo de mejora, sobre todo relacionada con el ahorro de costes o con la innovación, en su catálogo de referencias.

Esperemos que todas estas expectativas cristalicen en el futuro y respondan a los datos que maneja la Federación de Industrias de Alimentación y Bebidas, hechas públicas en su Informe Económico 2011, que apuntan a un incremento del 1,7% en la facturación del sector alimentario, alcanzando los 83.773 millones de euros.

Las exportaciones del sector también han crecido fuertemente y en el primer trimestre de 2012 se han convertido en las principales dentro de la economía española con 8.501 millones de euros, un 8,8% más que en el mismo periodo de 2011.

sala de despiece

Pero también tenemos que destacar la recuperación del consumo en los hogares españoles: entre enero y marzo, la demanda de carnes y productos cárnicos ha crecido en un 2,3%, superando las 632.000 t, y el valor prácticamente se sitúa en 3.900 millones de euros, un 1,5% más.

Todas estas cifras deben invitarnos a cierto positivismo que, en el entorno actual, no nos viene mal para seguir creyendo en las posibilidades de un sector que puede crecer en España, si apostamos por la innovación, y con una imperiosa necesidad de planes que conviertan a la exportación en algo habitual para las empresas.

eurocarne

17 mayo, 2012

Tomando el aperitivo en Hispack

Bta. no baila sola.

Bta. se celebra, por segunda vez, junto a Hispack, el salón internacional del embalaje.

Embalaje, de todas maneras, es una palabra que ya no se usa demasiado: todo el mundo dice, con mejor o peor acento, packaging.

Hispack, pues, es una feria de packaging en la que se puede ver desde maquinaria para el desarrollo de envases hasta diseño de publicidad en los lugares de venta pasando por sectores afines como la logística o el almacenaje.

El sector del envase y embalaje es interdisciplinar, toca con sus manitas muchas otras industrias y una de ellas, puede que la principal, es la industria alimentaria en la que el packaging es un elemento esencial para el alargamiento de la vida útil de los productos o la visibilidad en el lineal, entre otros muchos. Por ello esta unión con Bta. y esta feria bicéfala en la que estamos.

Esta mañana se presentó el Barómetro Hispack Packaging Trends en el que se ofrecieron los datos del sector y las tendencias de consumo que deberán valorar los fabricantes para adaptar su oferta a los clientes (la vuelta a lo local, la nostalgia como factor clave en la decisión de compra, el gusto por los materiales reciclados…). Pronto os hablaremos en detalle de este estudio recién sacado dle horno.

Hoy, sin embargo, vamos a hablaros de unos agentes de este sector que siempre nos han llamado mucho la atención: los diseñadores.

Sí, el packaging está íntimamente ligado al diseño y la publicidad y, por ello, los creativos son protagonistas destacados de Hispack. Son gente muy curiosa, con esa mirada perdida, esas gafas de pasta, esas camisas negras, esos anglicismos tipo briefing, naming, claim, display y cosas por el estilo. Los diseñadores ofrecieron en esta edición de Hispack unos “aperitivos de branding“.

Y allí fui, claro, porque ya sabéis que a los periodistas nos encanta ir a los lugares donde hay algo de comer.

– ¿Aperitivo de qué? – pregunté a la entrada.
– De branding – me respondieron.
– ¿Es dulce o salado?
– Entra y lo verás.

Resultó que eran una serie de charlas sobre el diseño de envases, casos prácticos de gran interés, como la ponencia de Jonathan Sands, de Elmwood, quien habló de la relación con los clientes, de cómo era necesario transformar la amenaza de la crisis en oportunidad  y de crear envases que cuenten una historia de la marca, que generen apelen a las emociones de los clientes.

 

Uno, que es de natural frío, no puede evitar que le impacten las ponencias –aperitivos, perdón– de estos tipos, quizás por sus palabrejas o quizás por sus camisas negras o quizás por la armonía de esas presentaciones en Keynote –¡nunca mencionéis la palabra Powerpoint delante de un diseñador!– que nos ayudan a comprender, entre otras muchas cosas, el innegable valor del packaging.

 
D. Barreiro – eurocarne

La música de Bta.

Allá por el año 2000, el cineasta danés Lars Von Trier convenció a la cantante islandesa Björk para que protagonizara Bailando en la oscuridad, un intenso, duro y bello drama musical que supuso la cúspide de un director controvertido y genial, capaz de excesos de difícil defensa como Anticristo o hermosas muestras de cine de altura como la reciente Melancholia.

Bailando en la oscuridad es una de esas películas que, cuando sales de la proyección,  te alegras de haber visto y, al mismo tiempo, te alegras de no tener que volverla a ver. Es un musical que rompe las barreras del género con instantes de una extraordinaria dureza visual y emocional.

Uno de los números musicales de la película parte de los sonidos de la maquinaria de la fábrica en la que trabaja la protagonista que se convierten, acompañando a la voz de la incomparable cantante islandesa, en una base rítmica, una verdadera melodía.

Esa melodía de motores, palancas, bombas de presión o cintas transportadoras es la que suena durante estos días en Barcelona con motivo de Bta., la feria de tecnología alimentaria que desde el pasado martes y hasta mañana viernes se viene celebrando en el recinto Gran Vía de Fira de Barcelona.

Bta. es una feria de tecnología, mucho más seria que Alimentaria –esa hermana traviesa que siempre está de un lado para otro– con un público exclusivamente profesional, una alta participación extranjera y el interés por parte de todos –expositores y visitantes– de salir de la recesión a partir de la innovación.

Tecnocárnica es el salón de la feria dedicado a la tecnología para la industria de la carne y sus derivados y en él hemos visto una intensa actividad con la participación de las empresas más pujantes del sector que han venido a Barcelona con su maquinaria y, por lo tanto, con su melodía.

Aquí os dejamos algunas imágenes de estas máquinas. Si estáis atentos, podréis oír la música…


D. Barreiro – eurocarne

 

 

« Newer PostsOlder Posts »
©2003-2017 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal