27 marzo, 2012

¿Por qué estamos aquí? Preguntadle al Eco

 

Como podéis ver en la imagen, aquí estamos, en el rincón de bloggers de The Alimentaria Hub, el espacio de innovación de Alimentaria 2012. Todo comenzó hace unas semanas cuando contactó con la redacción de eurocarne –vía twitter, la duda ofende– Patrick Berry a quien había conocido en la presentación de la feria a la prensa internacional el año pasado. Aunque tiene aspecto de bajista de un grupo de rock sureño norteamericano, Patrick es en realidad un experto en todo lo relacionado con marketing viral, el universo 2.0, las redes sociales y demás vidas paralelas cibernéticas.

Tanto él como el departamento de prensa de la feria nos hicieron una de esas ofertas que no es posible rechazar y, además, aceptamos gustosamente porque creemos en las redes sociales, en los blogs y en todo el universo 2.0 como herramienta esencial de la comunicación.

Por eso estamos aquí, aunque, en realidad, no quería hablaros de eso.

Decía el western clásico que “cualquier lugar es bueno para pasar de largo” y, del mismo modo, supongo que el principio, el primer post desde Alimentaria, es tan bueno como cualquier otro para contar por qué estamos aquí, pero no en este espacio de la feria sino tecleando palabras que subimos a internet, contando Alimentaria a través de twitter, subiendo fotografías, colgando vídeos en Youtube.

¿Por qué lo hacemos?

El Eco tiene la respuesta.

Muchos habréis visto a Sean Connery encapuchado en la versión cinematográfica de El nombre de la rosa, la novela, publicada en 1980, que hizo célebre al escritor y semiólogo italiano Umberto Eco. Puede que incluso hayáis leído el libro –saltándoos, eso sí, las páginas en latín– y os gustara aquella misteriosa historia de asesinatos en una abadía de los Apeninos ligures allá por el siglo XIV.

Quince años antes de su reconocimiento popular, Eco había publicado una obra imprescindible en la historia dela teoría de la comunicación. Apocalípticos e integrados analizaba el posicionamiento ante la cultura de los medios de comunicación de masas. Por un lado, estaba la vertiente apocalíptica, que representaban aquellos que querían vivir aferrados al pasado, a la tradición, a la costumbre y, por el otro la integrada, en la que se asume y se valora esa nueva cultura que llega a todos porque todos compartimos los mismos símbolos y podemos acceder a la misma información.

Y ahí, entre los integrados, estamos nosotros.

Consideramos que, a día de hoy, uno no puede quedarse estancado, sino que es necesario integrarse en las nuevas herramientas de comunicación: blogs como este, las redes sociales, los canales audiovisuales… es preciso estar en ellas para seguir avanzando.

Hasta hace unos años, la inmersión en internet por parte de las empresas se basaba en tener una atractiva y usable página web en la que mostrar los productos y servicios. Allí estábamos para quien quisiera venir a vernos. ¡Venid! ¡Mirad qué bien lo hacemos y qué guapos somos!

Lamentablemente, eso ya no es suficiente.

La navegación por internet ha cambiado drásticamente en los últimos años pasando, en otra clasificación clásica de los medios de comunicación en la que no voy a profundizar ahora, de lo centrípeto a lo centrífugo. Ya no podemos esperar a que vengan a vernos, sino que somos nosotros quienes hemos de estar presentes en los timelines de twitter de nuestros clientes, en las principales listas que configuren, en sus muros de facebook, tener nuestros blogs –con opinión directa, útil y eficaz– en la sección de enlaces de los blogs de los otros.

Esa es la nueva realidad y esa es la razón por la que estamos aquí, en el Hub de Alimentaria y animamos a estar a las empresas, porque no hay otra manera.

Porque lo decía el Eco.

 

D. Barreiro – eurocarne

No hay comentarios »

No comments yet.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URL

Leave a comment

©2003-2017 Estrategias Alimentarias SL. Todos los derechos reservados. Aviso legal